La Cueva del Drago



Inicio | La muerte purpura | Mi perfil | Salida
| Registrarse | Entrada
Menú del sitio
amigos
Mini-chat
200

Compremos equipo y se nos ofrecieron 3 misiones : Conseguir unas plantas en un alto para hacer potis, encontrar el hijo de una mujer y localizar el colgante del padre de un chico.

Nos dirigimos primero a por las plantas. Un par de rocks nos atacaron y despeñaron al warrior. Regresamos con las plantas.

 

Luego nos dirigimos a la misión del colgante.... nos atacaron unos gigantes y aprovechamos un poco la confusión para coger el colgante de una pila y salir por patas.

 

Devolvimos el colgante y comunicamos a la madre que creíamos que su hijo estaba muerto. Al dia siguiente nos fuimos.

 

Por el camino nos asalto un grupo de lobos espectrales. Nos infectaron con una enfermedad pero los matamos. Luego nos localizo un contemplador.... también le dimos matarile. Seguimos avanzando hasta que encontremos una torre. Allí localizamos a una mujer enterrada viva.... la sacamos y continuamos viaje.

 

Luego nos encontramos a un Vampiro, hablamos con el y este se fue a comerse a la mujer gracias a la indicación del brujo.

 

Regreso y se ofreció a teleportarnos cerca del pergamino. Nos dio un estilete para que le invocáramos y dijo que cuando tuviéramos el pergamino lo invocáramos para destruirlo.

 

Seguimos avanzando desde donde nos teleportaron, pero nos vio un dragón y nos ataco. Nos escapamos corriendo. Al poco encontramos a un niño en un campamento Orco. Le liberamos y se vino con nosotros. Luego arrasamos el campamento central Orco contratados por el pequeño . Nos alejamos y nos atacan unos orcos y trolls...   Seguimos montaña arriba hacia la guarida del Dragon. Encontramos una patrulla de dos dragones cuatrupedos enanos y les damos matarile. Empenzamos a bajar hacia la guarida, dos dracos mas , seguimos y ... un draco mas mas el dragon ¡!!!

Seguimos caminando hasta el alto de la montaña por caminos ocultos y escapando de las patrullas de orcos que infestaban el camino. Su hedor nos embargaba pero nos permitía saber cuando nos acercábamos a ellos. La ascensión era dura y todos teníamos los nervios a flor de piel. Litel Timi era el único que parecía disfrutar de nuestra compañía.

Al llegar al alto, distinguimos 2 bestias parecidos a centa
uros pero con pinta de draconidos en vez de humanos y con la parte posterior mas parecida a la de toros enormes con escamas que protegían la entrada de un complejo de madera que parecía ser la entrada a un complejo subterráneo .

Decidimos arriesgarnos y entablar combate en mitad de la explanada, pero escaparon y se metieron dentro. Corrimos tras de ellos hasta la estructura de madera. Entramos y pudimos distinguir unas escaleras que bajaban circundando un abismo en el que supusimos que dormiría el dragón  . Las seguimos hasta una cueva donde estaban los dos guardianes de la puerta con actitud poco conciliadora. Les matamos y seguimos el descenso hasta otra cueva similar a la anterior. Allí había otro bicho similar, al que decidimos matar, pero mientras nos dedicábamos a ello, salió el dragón del abismo por el cual discurrían las escaleras. Matamos al bicho y aguantamos al dragón hasta que pudimos meternos dentro de la cueva y el dragón se fue.




Nos hicimos fuertes en una cueva lateral mientras descansábamos un ratillo para coger fuerzas y reponernos del ataque del dragón.

Al cabo de un rato, Litel Timi apareció corriendo y nos comunico que había un ejercito de no-muertos en la puerta de la cueva que supusimos que los enviaba el Lich. Así que decidimos atrincherarnos en la cuevita donde estábamos y esperar acontecimientos y nos vimos recompensados al descubrimos movimientos entre los dragoncillos de 4 patas que salían a enfrentarse con los no-muertos. Decidimos aprovechar la ocasión y enfrentarnos al dragón .Bajamos a la guarida del bicho mientras cadáveres de los no-muertos caían desde arriba .

 

El dragón salió a saludarnos y nuestras armas le dieron la bienvenida . La batalla se ponía dura , dado que el dragón no era un rival noble y se dedicaba a volar fuera del rango de nuestras armas y a tirar alientos , pero poco a poco le fuimos haciendo algo de mella. Miestras tanto, sufriamos una lluvia de cadaveres de muertos y dragones de 4 patas muertos que ivan callendo en la guarida. El dragon seguia acosandonos e intentandose poner lejos de nuestras armas, pero aun asi no lo lograba. Drail hizo un salto demoledor  desde una cornisa sobre la espalda del dragon , que le costo un buen coscorron contra el suelo, pero que le hizo una tajada en un ala. Esto enfurecio al dragón y le hizo bajar al suelo dado que sentia algo de dolor cada vez que movia el ala y se lanzo contra el guerrero , puesto que recordaba uno de los golpes de este.

El grupo aprovecho para rodearle e ir mermándole las fuerzas con un acoso continuo. El chaman aprovecho sus últimos recursos para curar al mágico de la espada, y tras una violenta lucha, el dragón sucumbió.

Los compañeros se repartieron los tesoros del dragón y recogieron el pergamino de la luz que este guardaba y se dirigieron a la cueva donde se encontraba Litel Timy donde se hicieron fuertes para asi poder descansar después del desgaste brutal que les había producido el agóbiate combate contra el dragón.

 

Tras estudiar la situación decidieron dirigirse a la costa e intentar localizar un navio para dirigirse a Procampur.... pero se barruntaba que el camino no iva a ser un lecho de rosas.





Nada mas salir de alli, Litel Timy se acerco a Tremendopollon y le comento que a dos días de viaje habia un pueblo pesquero llamado Quektef, el pueblo natal de su madre. Allí tal vez se pudiera encontrar un transporte a Procampur.

Quektef era su destino.

Ascendieron por la rampa de madera de la cueva de Iron Claw, esquivando los cadáveres de zombis espachurrados contra el suelo. Al llegar a la superficie el corazón les da un brinco al contemplar la destrucción ocasionada por la batalla, cientos de cadáveres mutilados por todas partes obstaculizaba su avance. 


Drail Terron inspecciono la zona y encuentro unas huellas extrañas……….-Aquí a estado tu amigo (el dracolich) –le dijo a Tremendopollon-¡Vámonos, todavía puede estar por aquí!

Comenzáron a bajar de las montañas, según las indicaciones de Litel Timy. Las pocas reservas de comida minaban sus fuerzas y algún compañero empieza a sufrir las consecuencias . Esquivándo las pocas patrullas de Drakoth que se encontraron , al finalizar el día montaron un campamento en una cueva y así protegerse del gélido frio de Noviembre. 


A mitad de la noche Litel Timy se despierta sobresaltado, dando un grito despierta a los compañeros. 


-A sido horrible –entre jadeos Litel Timy se sujeta el hombro. 


Tremendopollon le mira el hombro y descubre que Litel Timy ha sido marcado como Muerte Purpura, la misma marca que tiene el resto del grupo.

A primera hora de doce de noviembre, después de un escaso desayuno (proporcionado por la escasa caza de Granpollon y Drail Terron), continuaron el viaje a Quektef. El camino se hace largo y duro , apenas encontraron caza o criaturas peligrosas, la ausencia de rastros se le hace raro al cazador. A media tarde dejáis la nieve atrás.

Cuando comienza a caer el sol llegáis a Quektef, una pequeña aldea pesquera medio desierta.
Litel Timy les lleva directos a la cabaña de su tío Bigtóm, quien les  cuenta que los aldeanos esta huyendo del ejército de Thay que en pocos días llegará la zona y parece que se están preparando para atacar Aglarond.  Les dice que hay  un último barco bastante grande que sale por la mañana dirección a Tantras, y que les podría dejar en Procampur si llegáis a un acuerdo con el capitán. También les cuenta que él no tiene dinero para el pasaje a ver si se lo podían pagar.


El grupo paso la noche y compartió la cena con Bigtom, y por la mañana a primera hora fue a comprar los pasajes al barco.





En la playa junto al navío encontraron al capitán, negociaron el precio y se embarcaron. La travesía fue tranquila hasta que al tercer día de viaje, apareció en la bodega del barco un portal por el que salían no-muertos . Por otro lado , en cubierta apareció un dracolich y el grupo se enfrento a ambos enemigos. Los no-muertos que aparecieron por el portal fueron un asunto fácil, pero el dracolich era harina de otro costal. Se presentaba una batalla larga y dura.



El dracolich se dedico a petar los mastiles del barco y a invocar legiones de esqueletos por toda la cubierta. El grupo se dedico a limpiarla y a intentar acercarse al dracolich. Cuando parecia que la situacion se entonaba , un nuevo amigo se autoinvito a la fiesta. Un Aboleth se presento en el barco para reclamar su territorio y expulsar a los ocupas que le invadian. Invoco a sus bichitos amigos y se dedico a pegar a todo lo que se movia. El grupo aguanto a ambos rivales .


Por otro lado, el Warlock se dedico a matar a los pescadores que habia en la bodega para asi poder recolectar sus almas e invocar sus funesto hechizos. Con tan mala suerte que mato al tio de Liteltimi. Este, sediento de sangre, se puso a perseguir al Warlock .


Mientras, en cubierta, el dragon mataba al Aboleth. El grupo se dedico a limar la vida del dragon, hasta que vieron aparecer al lock en cubierta. Al poco llego Liteltimi y rebano el gaznate al pobre Manfoo. Por otra parte, el dragon se merendo al Shamman y se dispuso a matar al resto para asi lograr el pergamino.



Tras una ardua batalla, con el dragoncillo y muchos contratiempos, Drail , el shamman, el tanque sucumbieron en la batalla. El dragon , en un ultimo impulso antes de morir destrozo el barco y los dos unicos aventureros supervivientes se montaron en una barca y se largaron del barco...

Y aqui termina el relato de las andanzas de Drail Terron.


Calendario
«  Octubre 2017  »
LuMaMiJuViSaDo
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Seguridad
Contador
Batallas epicas